Nacionales

Salvadoreño nominado al Nobel de la Paz 2020

Ser ganador del Premio Nobel es un reconocimiento honorífico otorgado por el gobierno de Suecia, que se le otorga a personas que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventado técnicas o equipamiento revolucionario o hayan hecho contribuciones notables a la sociedad.

Uno de los candidatos nominados al Premio Nobel 2020 es el profesor Salvadoreño Félix Latzo, nominado por su labor de décadas en defensa del medio ambiente.

“La nominación para el Premio Nobel es, en un principio, un honor gigantesco y soberanamente importante y el resultado de 35 años de trabajo”

Félix Latzo

Sembrando América

A finales de los años 80s, el ecologista Felix Latzo creó el método educativo. “Let´s Plant America”, en la Universidad de Columbia, Washington D.C. con el fin de concientizar a los niños sobre la importancia del medio ambiente. El programa está pensado para estudiantes de 3, 4 y 5 grado de la escuela primaria.

“Nunca vamos a avanzar en el cuidado del medio ambiente hasta que no haya una concientización ecológica”

Félix Latzo

El experto explicó que existen dos factores fundamentales para dicha concientización. El primero es que la concientización comience temprano, durante la niñez. El segundo, y más importante, darle seguimiento al proceso educativo durante varios años.

Latzo basa su programa de arborización y concientización en una premisa aparentemente simple: un grupo de niños planta un árbol en tercer grado. Pero el programa no termina allí. El grupo toma una foto inicial a la que recurrirá a través del programa ,y hace el seguimiento por otros dos años, basándose en la guía del libro que acompaña al programa.

Su programa también cuenta con la versión en español “Plantando América”, para los países hispanos. El método también fue presentado y puesto en práctica en Europa y en Asia (Let’s Plant Europe y Let’s Plant Asia).

El profesor Latzo recalca la importancia de la concientización.

Interés ecológico

Desde pequeño, Latzo se interesó por el medio ambiente y la salud del planeta. “Me crié en una finca en una zona rural de El Salvador”, compartió.

“En mi infancia aprendí a apreciar lo maravillosa que es la naturaleza. Siempre fui muy observador y desde chico, dos cosas quedaron grabadas en mi mente. Por un lado, la tala masiva de árboles. En un momento de mi infancia, fue testigo de una tala que involucró a más de mil árboles. Por otro lado, me impresionó el uso indiscriminado de pesticidas que ya han sido prohibidos en Europa, pero que se siguen utilizando en nuestros países”, indicó.

Con respecto al apoyo recibido, el académico indicó que si bien, algunos medios recibieron la noticia con “bastante frialdad”, el apoyo que recibió de sus compatriotas y de la comunidad fue total.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *