Nacionales

Este día inicia audiencia contra dos acusados por explosión frente a mercado de Santa Ana

El Juzgado 4º de Paz de Santa Ana tiene previsto realizar este miércoles 13 de enero, en horas de la mañana, la audiencia inicial contra los imputados José Roberto Alas, de 54 años de edad, y Elmer Adonay Funes, de 30, empleados de una empresa distribuidora de gas propano, a quienes la Fiscalía acusa del delito de lesiones culposas en perjuicio de la integridad física y la seguridad colectiva de 23 personas. Paralelamente, el Ministerio Público está promoviendo la acción civil subsidiaria especial en contra de la Sociedad Zeta Gas de El Salvador Sociedad Anónima de Capital Variable (Zeta Gas de El Salvador S. A. de C.V), a través de su administrador único y representante legal. Sin embargo, no ha establecido un monto específico, pero lo estima en $5,000 por cada víctima.

Debido a que en el requerimiento fiscal, el Ministerio Público solicitó la instrucción formal sin detención para los imputados, éstos fueron puestos en libertad el pasado jueves 7 de enero, luego de que el Juzgado recibió el requerimiento fiscal.

Los hechos por los cuales los incoados deberán de enfrentar a la justicia ocurrieron la mañana del lunes 4 de enero del año en curso, en un negocio de comida rápida, cuando, según el requerimiento fiscal, los imputados abastecían de gas el cilindro de gas propano de los hornos del referido establecimiento, transportándose estos a bordo de un camión tipo cisterna, placas C 98-078, perteneciente a la flota de la empresa Zeta Gas, manejado por José Roberto, quien dentro de sus funciones era el encargado de la manipulación del sistema de despacho de GLP (controlar la salida del gas del camión cisterna a través de la manguera que se conecta al cilindro), encontrándose el automotor estacionado de oriente a poniente, sobre la 1ª. Calle Poniente, a una distancia de 44 metros en línea recta de dicho negocio y a través de una manguera extendida que depende del camión cisterna. Mientras tanto, el imputado Elmer Adonay era el encargado de verificar el correcto llenado del tanque estacionario, así como el encargado de evitar con ello cualquier falla en el equipo o de cerciorarse que el cilindro de gas cumpliera con los estándares de porcentaje de llenado establecidos.

Según la acusación que ha hecho la Fiscalía, Elmer Adonay enroscó en una válvula que se ubica en el suelo frente a la barra de despacho, ya que el tanque o cilindro está enterrado en el suelo. Dicha manguera se había disparado de la conexión y esto se debió a que el cilindro se encontraba al 100 por ciento de su capacidad máxima, cuando el límite permitido oscila entre un 85% a 90%, lo que provocó que la válvula de alivio o de seguridad no aguantara la presión, liberando el gas, dispersándolo en el ambiente.

Debido a ello, se observó una nube de gas y debido a que es un lugar donde habían cocinas encendidas se tomó la decisión de apagar las freidoras, pero de pronto se generó una explosión en la parte del techo, luego se escuchó una explosión bastante fuerte, saliendo llamas, situación que provocó que varias personas resultaran con quemaduras de diferente gravedad, provocando como parte de la onda expansiva daños materiales en la infraestructura del mercado municipal, de los negocios y puestos aledaños y mercadería de los vendedores de la zona.

Redacción Centros Judiciales. 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *