Nacionales

35 años de prisión para acusados de Feminicidio Agravado

El Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres de Santa Ana  condenó a  a Carlos Humberto Sibrían Rivera, de 38 años; y Edwin Orlando Caballero Ramírez, de 40, por el delito de feminicidio agravado en perjuicio de una mujer, cuyo cadáver fue encontrado flotando en las aguas del río San José, en Metapán, en Santa Ana. Mientras que fueron absueltos de responsabilidad civil, decretando medidas de reparación para las víctimas indirectas.

Ambos imputados continuarán con las medidas sustitutivas que en fase previa les fueron impuestas en el Juzgado Especializado de Instrucción LEIV, en virtud de que ya cumplieron con los 24 meses de detención provisional, ya que con el fallo condenatorio según el art. 8 Código Procesal Penal no es posible ampliar la detención provisional sino durante o como efecto del tramite de los recursos de la sentencia a emitir, de lo cual  existe resoluciones de Hábeas Corpus de la Sala de lo Constitucional, así como resolución de la Cámara Especializada LEIV de un recurso de apelación  que establece que una vez haya vencido dicho plazo y exista un fallo condenatorio, no se puede ampliar el plazo de la detención hasta que se emita la sentencia por escrito, habilitándose hasta entonces el plazo para que las partes puedan interponer los debidos recursos. En este caso, la sentencia por escrito será entregada el 3 de diciembre del presente año.

El Juzgado de Sentencia LEIV procuró modificar las medidas sustitutivas por otras que garantizaran la presencia de los imputados para el cumplimiento de la pena, sin embargo la Dirección General de Centros Penales informó que no están autorizando la colocación de dispositivos electrónicos (brazaletes). Mientras que la Policía Nacional Civil (PNC) también informó al Juzgado que no están brindando custodia policial en los casos de arresto domiciliar. Ante esta situación, el Juzgado tuvo que mantener las mismas medidas sustitutivas, que consisten en la presentación de los imputados a firmar cada ocho días y la restricción de salir del país.

Por otra parte el primer día de la vista publica se encontraban presentes ambos imputados, y el segundo último día de la vista pública el imputado Carlos Humberto ya no se presentó a la diligencia judicial. Sin embargo, tal y como lo establece el artículo 88 del Código Procesal Penal, el juicio continuó con su desarrollo debido a que cuando se hizo la producción de la prueba el primer día, el imputado sí se encontraba presente; por lo tanto, aunque el incoado ya no llegó el segundo día, la audiencia no se podía suspender, sino que debía llegar hasta el final.

Ante esto, la Jueza de Sentencia hizo un pronunciamiento en su fallo sobre la falta de debida diligencia y de acceso a la justicia por la dilatación del proceso penal por parte del Juzgado de Instrucción LEIV para posteriores responsabilidades que puedan existir por la evasión de los imputados para el cumplimiento de la pena, así como de la responsabilidad de las entidades mencionadas por la falta de colaboración que por ley se encuentran obligados a cumplir.

El hecho por el que enfrentaron juicio oral los dos procesados ocurrió el 11 de junio del año 2018, cuando la víctima fue encontrada sin vida a la orilla del río San José, en Metapán. Presentaba laceraciones en su cuerpo por haber sido arrastrada por el río. Sin embargo, la mujer presentaba múltiples golpes en su cabeza, producidas con arma contundente y ademas fue agredida sexualmente.

Por la naturaleza del delito y la protección de la intimidad de los familiares de la víctima, el caso posee reserva parcial.

Redacción centros judiciales.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *