Internacionales

Violencia en Honduras deja al menos 754 desplazados en primer semestre del año

Al menos 754 hondureños afrontaron el desplazamiento forzado por la violencia generalizada en el primer semestre de 2019, según un informe publicado este lunes por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) y el Comisionado hondureño de los Derechos Humanos.

El informe señala que la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno del organismo hondureño de derechos humanos recibió entre enero y junio de este año 701 denuncias de mil 985 personas, y que 754 de ellas abandonaron su hogar.

Muchos de los desplazados son familias completas, y según sus testimonios, están huyendo por amenazas de muerte (55.5 por ciento), extorsión (12.5 por ciento), asesinatos de familiares (12.4 por ciento) y el reclutamiento forzoso de niños y adolescentes (4.1 por ciento), añade el informe.

El director de Acnur en Honduras, Andrés Celis, dijo en rueda de prensa que el desplazamiento forzado es una “realidad invisible” en el país, mientras que a nivel mundial la visibilidad del fenómeno “es compleja”.

Señaló además que la población de hondureños refugiados en el exterior pasó de mil 500 en 2010 a 18 mil en 2018.

Celis lamentó la ausencia de “un llamado de atención” o “preocupación” de la sociedad y los medios de comunicación ante la falta de debate en el Parlamento hondureño de un proyecto de Ley de Desplazamiento Forzado Interno presentado en marzo pasado por el Acnur y el Comisionado de Derechos Humanos.

“El desplazamiento es una medida de protección que, si no hay sistemas de atención y protección, las personas quedan condenadas a estar en esos lugares (donde corren peligro)”, subrayó.

Enfatizó que el fenómeno podría afectar a “más del 2.5 por ciento” de los más de 9 millones de habitantes de Honduras por la violencia generada por la extorsión, reclutamiento y pandillas.

“Difícil abordar una discusión de desplazamiento forzado cuando las sociedades no reaccionan y no toman el liderazgo para defender solidariamente los derechos de todos los ciudadanos”, dijo Celis.

Agregó que el desplazamiento forzado tiene “un alto impacto urbano que no es la realidad global” y es difícil abordar el fenómeno cuando la causa principal es “la violencia generada por la criminalidad”.

Los hondureños desplazados en el periodo de referencia dejaron abandonadas 104 viviendas, 59 negocios y 20 terrenos, señala el informe.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *