Internacionales

La ONU le exigió al régimen chino que libere “inmediatamente” a la periodista Zhang Zhan

La periodista ciudadana china Zhang Zhan, encarcelada tras haber grabado los comienzos de la pandemia del COVID-19 en Wuhan, debe ser “liberada inmediatamente”, exigió la ONU este viernes.

Instamos a las autoridades chinas a examinar la liberación inmediata de Zhang, aunque sea por razones humanitarias, y a poner a su disposición una ayuda médica urgente, respetando su voluntad y su dignidad”, declaró la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Marta Hurtado.

Zhang, de 38 años, está en huelga de hambre tras haber sido condenada, a fines de 2020, a cuatro años de cárcel por “provocación de disturbios del orden público”, un cargo al que se suele recurrir en China contra los opositores políticos.

La libre circulación de informaciones sólidas es especialmente importante al comienzo de situaciones de crisis como las emergencias sanitarias”, subrayó Hurtado, destacando su “preocupación” sobre el estado de salud de Zhang.

En febrero de 2020, la ex abogada de Shanghái visitó Wuhan, en el centro de China, para informar sobre la situación en el lugar poco después de que la metrópolis, de 11 millones de habitantes, fuera puesta en cuarentena.

Sus imágenes de enfermos en cama en el pasillo de un hospital saturado dieron cuenta de las condiciones sanitarias de la ciudad, presa del coronavirus.

Ahora, ha adelgazado mucho y “podría no vivir mucho tiempo”, según tuiteó hace unas semanas su hermano, Zhang Ju. “Quizá no supere el invierno”, advirtió.

Además de Zhang Zhan, al menos otros tres periodistas independientes, Chen Qiushi, Fang Bin y Li Zehua, fueron detenidos tras haber cubierto la crisis epidémica en Wuhan.

China juzgó severamente este sábado la petición de la Organización de las Naciones Unidas de liberar a la periodista.

La misión china en Ginebra expresó su indignación por los comentarios “irresponsables” y “erróneos” hechos por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) sobre la comunicadora.

Días atrás, Zhan fue nominada para un premio a la libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) por su valentía, en medio de crecientes reclamos por su liberación.

En su nominación, RSF dijo que Zhang había resistido “amenazas constantes de las autoridades” para transmitir en vivo sus informes de video desde las calles y hospitales de Wuhan y mostrar el acoso al que fueron sometidas las familias de los pacientes con Covid-19.

“Ampliamente compartido en las redes sociales, sus informes fueron una de las principales fuentes de información independiente sobre la situación de salud en Wuhan en ese momento”, dijo. 

La nominación de RSF tomó nota de las afirmaciones hechas por el abogado de Zhang en los días posteriores a su condena de que la habían encadenado en su celda y la habían alimentado a la fuerza. “Actualmente existe una gran preocupación de que pueda ser sometida a más torturas y malos tratos”, dijo RSF.

El jefe de la Oficina de RSF en Asia Oriental, Cédric Alviani, dijo al diario The Guardian que Zhang era un símbolo del periodismo en China bajo la creciente opresión del gobierno y las restricciones regulatorias. “Zhang Zhan representa la esperanza del pueblo chino de que algunos sigan haciendo periodismo”, dijo Alviani. “Que vayan donde pasa algo y sigan informando. El pueblo chino, como todas las personas en la Tierra, anhela información sobre lo que sucede a su alrededor “.

(Con información de AFP)

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *