Internacionales

Europa en medio de una crisis migratoria

Varios líderes europeos celebraron este domingo en Bruselas una reunión informal para abordar el problema de la inmigración ilegal, que acabó sin la adopción de compromisos concretos. A pocos días de que se celebre la cumbre oficial de la Unión Europea (UE), en este contexto, hay señales que apuntan a que hay pocas esperanzas de encontrar una solución común y a que Europa vuelve a estar dividida y al borde de una nueva crisis migratoria.

Solo 16 de los 28 jefes de Estado y Gobierno de los países de la UE estuvieron presentes en la reunión en Bruselas. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, confirmó su asistencia en el último momento, mientras que los líderes de algunos países de Europa del Este —Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia— rechazaron la invitación.

Aún antes del inicio de esta cumbre informal, la canciller alemana y promotora de la reunión, Angela Merkel, anunció que no esperaba avances en las conversaciones.

Después del encuentro, de hecho, reconoció la dificultad de alcanzar un acuerdo entre todos:

“Siempre que sea posible, queremos soluciones europeas”, pero “cuando esto no sea posible, queremos atraer a quienes estén dispuestos a hacerlo juntos y encontrar un marco común para la acción”, comentó.

La crisis en Alemania

La canciller alemana, con su enfoque liberal hacia los inmigrantes, se ha granjeado muchos enemigos tanto entre los políticos europeos como en su propio país. Al tiempo que la mandataria cree que Berlín debe aceptar a todos los refugiados, incluidos los que ya están registrados en otros países de la UE, su socio de Gobierno Horst Seehofer, ministro del Interior y líder de la Unión Social Cristiana (CSU), aboga por agudizar las medidas de control en las fronteras.

Mientras que Merkel teme que la iniciativa de Seehofer podría dividir Europa e impedir la libre circulación por la zona Schengen, el ministro amenaza con proponer su plan al Bundestag incluso sin la aprobación de la canciller, si bien aceptó posponer la medida hasta fines de junio, dándole a Merkel tiempo para tratar de llegar a un acuerdo con los socios europeos. Si los dos políticos no alcanzan un compromiso, Alemania podría enfrentarse a unas nuevas elecciones.

La postura de Italia

Los desacuerdos en torno al tema migratorio se pusieron de relieve tras el caso del barco Aquarius, que llegó a la ciudad española de Valencia tras ser rechazado por Italia y Malta. La negativa de Roma de aceptar el barco con más de 600 personas rescatadas a bordo causó un conflicto con París, que estaba a favor de la admisión de los migrantes. El nuevo Gobierno italiano ha adoptado una línea dura contra la migración, y el primer ministro Giuseppe Conte anunció este domingo que su país busca un “cambio radical” en la política de asilo europea.

Austria busca reforzar con soldados las fronteras

A su vez, el ministro de Defensa austriaco, Mario Kunasek, adelantó el domingo que Austria propondrá reformar el mandato del Frontex (la Guardia Europea de Fronteras y Costas), reforzando las fronteras de la Unión Europea con soldados y policías. Según el político, Austria abogará por ese proyecto durante su Presidencia del Consejo de la Unión Europea, que durará desde julio hasta diciembre de este año, y hará la respectiva propuesta durante la reunión de los ministros de Defensa comunitarios a finales de agosto en Viena.

Hungría pide cárcel a los que ayuden con la migración ilegal

En una línea aún más dura, el Parlamento húngaro aprobó recientemente un paquete de leyes que imponen sanciones en forma de grandes multas e incluso encarcelamiento a aquellos que ayuden a refugiados e inmigrantes ilegales, una medida que, según el Consejo de Europa y la OSCE, no cumple con los estándares europeos.

Los partidos antiinmigrantes cobran fuerza en Europa

En los últimos años, los partidos con programas antiinmigrantes han ganado las elecciones en varios países europeos (Hungría, Polonia, Italia, Austria) y han reforzado seriamente sus posiciones en otros (Alemania, Países Bajos o Dinamarca). Incluso en ausencia de una gran afluencia de nuevos inmigrantes, estas fuerzas políticas proponen o bien tomar una decisión europea común de línea dura, o permitir que cada país actúe de forma independiente en este ámbito. No obstante, la primera opción es inaceptable para líderes como Merkel y Macron, mientras que la segunda, de hecho, significaría el colapso de la UE.

Factor Trump

Por último, según explica el portal Meduza, el que inflige “un golpe adicional” a los líderes europeos es Donald Trump, quien desata una guerra comercial con Europa al tiempo que lucha contra la inmigración dentro de EE.UU., poniendo la posición de las autoridades alemanas como ejemplo de una actitud excesivamente liberal hacia los inmigrantes ilegales. Es más, según reveló The Hufftington Post, la Administración Trump podría estar detrás de la campaña contra Merkel en Alemania.

Mientras tanto, aunque el flujo de inmigrantes a Europa en los últimos años ha disminuido, algunos expertos creen que una nueva ola de inmigración es solo cuestión de tiempo, puesto que los factores que provocaron la crisis de 2015 y 2016 no han desaparecido. La cumbre de la UE centrada en la inmigración se celebrará los próximos 28 y 29 de junio.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Un comentario

  1. Hello there,

    My name is Aly and I would like to know if you would have any interest to have your website here at esnoticia.sv promoted as a resource on our blog alychidesign.com ?

    We are in the midst of updating our broken link resources to include current and up to date resources for our readers. Our resource links are manually approved allowing us to mark a link as a do-follow link as well
    .
    If you may be interested please in being included as a resource on our blog, please let me know.

    Thanks,
    Aly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *