Internacionales

Español crea una mascarilla inteligente capaz de desinfectarse sola y localizar focos Covid-19

Álvaro González Romero-Domínguez, oscense afincado en Palermo (Italia), y su pareja, Simona Lacagnina, diseñaron durante el confinamiento una mascarilla inteligente, un nuevo instrumento para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Como reza  su página web, lo han conseguido en el seno de «un equipo multidisciplinar de jóvenes con experiencia en diseño, nuevas tecnologías e innovación». Su creación, bautizada como Cliu, es capaz de autodesinfectarse, medir la calidad del aire y localizar focos de la enfermedad. 

La parte frontal de la mascarilla es transparente, por lo que deja la boca a la vista y facilita la comunicación con las personas que tienen problemas auditivos. Además, esta zona (que tiene recubrimiento antivaho) se abre y se cierra -de forma hermética- gracias a unos imanes; de modo que el usuario pueda comer y beber sin problema.

Se trata también de un producto sostenible y ecológico, ya que, a diferencia de las mascarillas tradicionales, se puede reutilizar un sinfín de veces: posee unos filtros antimicrobianos y bioactivos que no dañan el medioambiente y que fueron desarrollados por la Universidad de Siena. Dichos filtros pueden cambiarse y renovarse siempre que sea necesario; una aplicación para el móvil -creada con este fin- indicará al usuario el estado de consumo de los filtros en tiempo real, así como aspectos de sus salud.

Hay dos tipos de Cliu: una básica que cuesta 90 euros y otra avanzada, que cuenta con bluetooth, altavoz y sensores que permiten medir la calidad del aire. Vale 250 euros. Está previsto que, si el «crowdfunding» que han organizado funciona, se empiecen a producir en, aproximadamente, un mes y que se pongan a la venta a partir de octubre.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *