Internacionales

Economía Asiática repuntará en 2021 debido al impacto COVID-19

Las economías de Asia se estancarán en 2020 por el impacto del COVID-19, con un crecimiento del 2.2 por ciento, pero repuntarán un 6.2 por ciento en 2021 si la pandemia se controla y se normaliza la actividad, según el informe anual del Banco Asiático de Desarrollo (BAD).

La entidad de crédito, con sede en Manila, revisó a la baja su pronóstico de crecimiento para la región, que había situado en 5.5 por ciento en septiembre del año pasado, antes del brote de coronavirus.

La previsión del 2.2 por ciento supone un fuerte golpe para la región, después de que las economías de Asia se expandieran un 5.2 por ciento en 2019 y un 5.9 por ciento en 2018, según ilustra el informe del BAD publicado el jueves.

El coste global de la pandemia oscilará entre los 2 billones de dólares y los 4.1 billones, lo que equivale a perder entre el 2.3 por ciento y el 4.8 por ciento del Producto Interior Bruto Mundial (PIB), según el BAD, que hace un mes -antes de que el brote alcanzara la magnitud de pandemia- calculó que esas pérdidas no representarían más del 0,4 % del PIB global.

Las economías en desarrollo de la región -que excluyen Corea del Sur, Singapur, Hong Kong y Taiwán- crecerán este año un 2.4 por ciento frente al 5.7 por ciento de 2019; y se recuperarán un 6.7 por ciento en 2021.

La evolución de la pandemia, y por lo tanto las perspectivas para la economía global y regional, es altamente incierta. El crecimientopodría ser más bajo y la recuperación más lenta de lo que estamos pronosticando”, advirtió el economista jefe del BADYasuyuki Sawada.

China sufrió una fuerte contracción en industria, servicios, ventas minoristas e inversión durante el primer trimestre, cuando estalló en Wuhan el brote de COVID-19, por lo que su previsión de crecimiento para este año se atasca en el 2.3 por ciento.

La economía china trepará hasta el 7.3 por ciento en 2021, por encima de la media, antes de estabilizarse en los años sucesivos.

En la India las restricciones para contener la propagación del virus lastrarán los beneficios de los recortes de impuestos y reformas del sector financiero, por lo que su previsión de crecimiento se queda en el 4 por ciento, para llegar al 6.2 por ciento en 2021.

En Asia en desarrollo, las áreas más afectadas por la caída de la demanda global serán las más abiertas económicamente como el Sudeste Asiático -que solo crecerá un 1 por ciento este año debido a suvinculación con China– o dependientes del turismo, como el Pacífico, que se contraerá un 0.3 por ciento en 2020 para regresar a datos positivos en 2021 del 2.7 por ciento.

El sur de Asia se desacelerará hasta el 4.1 por ciento en 2020 y se recuperará un 6  en 2021; mientras que Asia Central -afectada por la caída de los precios del petróleo y de las materias primas- crecerá solo un 2.8 por ciento este año.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *