Espectáculos

Don Francisco: “Estoy en la última etapa de mi vida”

Para Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, mejor conocido como “Don Francisco”, la pandemia significa una oportunidad de reconstruirse y que piensa aprovechar al máximo. Con casi 80 años y a cinco de abandonar Sábado Gigante, el legendario presentador apareció lúcido, fuerte y con el mejor semblante que se puede tener ante la situación que ha paralizado a todo el mundo.

“Para mí, que estoy en la última etapa de mi vida, es la oportunidad de regresar a la vida normal con un rostro distinto, un look distinto y un proyecto distinto distinto de vida”, confesó hace unas semanas al conversar con el conferencista mexicano, Daniel Habif.

Esta declaración dejó claro el panorama que vislumbra el legendario presentador chileno para su futuro, el cual se aleja completamente del retiro, opción que también descartó en 2015 cuando concluyó su ciclo dentro de Sábado Gigante, el importante programa que llegó a transmitirse hasta en 43 países.

“Estoy dedicado muy especial a un libro. Estoy dedicado a traspasar esta pasión por la cual he vivido estos 42 años con la Teletón, entonces tengo que organizar eso para dar un paso adelante a los próximos 40 años; y quiero dar charlas, hacer pequeños ciclos de programas virtuales y hacer lo que me gusta hacer”, reveló a Habif.Para Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, mejor conocido como “Don Francisco”, la pandemia significa una oportunidad de reconstruirse y que piensa aprovechar al máximo. (Foto: Captura de pantalla de podcast de Daniel Habif)Para Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, mejor conocido como “Don Francisco”, la pandemia significa una oportunidad de reconstruirse y que piensa aprovechar al máximo. (Foto: Captura de pantalla de podcast de Daniel Habif)

Para “Don Francisco” existe una máxima al llevar a cabo su trabajo: “Siempre el público va primero”, la cual le permitió estar al aire por más de 50 años en los que logró reunir a las familias latinas frente al televisor cada sábado.

Su experiencia data de los inicios de la televisión en blanco y negro en Chile. “Soy uno de los pioneros de la televisión chilena. El 12 de agosto de este año cumplo 58 años de que hice el primer programa en el canal 13 de la Universidad Católica de Chile”, contó Habif, quien lo escuchó con asombro.

En esta misma conversación, Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, confesó que su programa se consolidó entre el gusto de su audiencia, quien lo rescató del despido después de que en 1962 fue cancelado el Show dominical que encabezó por casi un mes.

Esta experiencia le sirvió para mostrarle el camino en el mundo de las entrevistas y del entretenimiento, lo que le ayudó a convertirse en uno de los presentadores con más altos niveles de rating en la televisión hispana.

Así surgió el emblemático Sábado Gigante, que se mantuvo entre el gusto del público a pesar de las transformaciones que sufrió a lo largo de 53 años ininterrumpidos.El formato comenzó con el nombre de Sábados Gigantes en 1962 a través de la televisión chilena y para 1986 se comenzó a grabar una segunda edición dedicada al público latino en Estados Unidos.  (Foto: Instagram@donfranciscotv)El formato comenzó con el nombre de Sábados Gigantes en 1962 a través de la televisión chilena y para 1986 se comenzó a grabar una segunda edición dedicada al público latino en Estados Unidos. (Foto: Instagram@donfranciscotv)

De acuerdo con la agencia informativa Efe, el formato comenzó con el nombre de Sábados Gigantes en 1962 a través de la televisión chilena y para 1986 se comenzó a grabar una segunda edición dedicada al público latino en Estados Unidos.

Ambas emisiones convivieron paralelamente por casi seis años, hasta que se decidió producir el programa de manera íntegra en los estudios de Univision, desde donde se distribuyó a 43 países.

Fue así que la emisión se consolidó como una de las más queridas en la televisión hispana, con muchos logros a su paso, como un “éxito sin precedentes” en la industria del entretenimiento en general y un récord Guinness por ser el más duradero, así como el impulso para promover el Teletón, una de las causas altruistas más replicadas en toda América Latina.

Gracias a su trabajo en esta emisión y otros proyectos, Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld ingresó en 2011 en el Salón de la Fama 2012 de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de EEUU.

A pesar de los triunfos y los altos niveles de audiencia, el 19 de septiembre del 2015 llegó a su fin toda una era en los programas de la cadena norteamericana.Su carrera no terminó con Sábado Gigante, ya que a este proyecto le siguió Don Francisco te invita, que fue transmitido por Telemundo de 2016 a 2018.Su carrera no terminó con Sábado Gigante, ya que a este proyecto le siguió Don Francisco te invita, que fue transmitido por Telemundo de 2016 a 2018.

“Don Francisco” también incursionó en Noches Gigantes, de 1978 a 1992; Don Francisco presenta, de 2001 a 2012, y Atrapa los millones de 2012 a 2015. Y su carrera no terminó con Sábado Gigante, ya que a este proyecto le siguió Don Francisco te invita, que fue transmitido por Telemundo de 2016 a 2018.

No todo ha sido luz en la vida del presentador chileno, en 2013 la periodista Laura Landaeta publicó el libro Don Francisco: biografía no autorizada de un gigante, donde habló de “la impunidad con la que Mario Kreutzberger (nombre del famoso presentador chileno) trabajaba en televisión usando a las mujeres como objeto, cambiando favores sexuales en camarines por televisores, lavadoras y electrodomésticos”.

La comunicadora indicó que la modelo mexicana Ana Isabel Gómez denunció a “Don Francisco” en 1994 por intentar violarla en las inmediaciones de un hotel en Miami, en 1989. El escándalo, según lo publicado por Landaeta, acabó a con un acuerdo de silencio a cambio de miles de billetes verdes.

El presentador negó la acusación en su contra pero prefirió llega al pacto económico: “Las acusaciones son completamente falsas. Nunca he acosado sexualmente a Ana Gómez. Ella, obviamente, está resentida porque la despedimos”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *