Deportes

2022 el Dakar de las polémicas

El Dakar 2022 prometía un gran desafío tanto en recorrido como en dificultad, los pilotos sabían que se iban a enfrentar a etapas completamente nuevas y que desde el inicio se encontrarían con situaciones difíciles de gestionar. Lo que no se esperaban es que el Dakar estuviera marcado por tantas polémicas que incluso estén llegando a tapar la esencia de la competición.

En los días previos al Dakar, el vehículo de Boutron explotó a 500 metros del hotel en la ciudad de Yeda cuando éste viajaba junto a cinco personas. Las autoridades del país calificaron el suceso de ‘accidente’ pero desde Francia vincularon la explosión con un posible atentado terrorista. El ministro de Asuntos Exeteriores de Francia ha pedido a Arabia Saudí que «sean muy transparentes porque existen hipótesis de que podría haber sido un atentado terrorista».

Philippe Boutron resultó herido de gravedad tras la explosión y el Gobierno francés cree que «vale la pena suspender el Dakar». Por otro lado, el director de la prueba, David Castera ha asegurado «a día de hoy, el Dakar no se suspende. Hasta que no obtengamos respuestas, no vamos a sacar conclusiones. De momento vamos a terminar este rally, y luego ya veremos».

La sexta etapa del Dakar que tenía lugar antes de la jornada de descanso no se disputó en su totalidad a causa del mal estado del terreno en la categoría de motos y quads. Las intesas lluvias y el mal estado de la pista tras el paso de los coches y camiones dejó la pista «intransitable» para las motos, según informaba la organización. Los pilotos vieron el peligro y pidieron la cancelación de la prueba.

Esta fue la segunda cancelación del 2022, ya que las condiciones meteorológicas adversas que impedían garantizar la seguridad de los pilotos obligaron a cancelar parte de la quinta etapa para motos, quads y vehículos de la categoría de clásicos. Las increíbles inundaciones en el desierto dejaron al Dakar sin una de las pruebas más destacadas: la etapa maratón.

Nasser Al-Alttyah fue acusado en la primera etapa del Dakar de tener información privilegiada y en la segunda etapa de acabar con el ‘datalogger’ (la centralita que recoge los parámetros del vehículo) desconectado. El reglamento establece que todos los vehículos están obligados a tener el ‘datalogger’ conectado en todo momento por lo que el piloto fue sancionado. Pero en este caso, en vez de excluir al piloto de la competición decidieron ponerle una sanción económica de 5.000€, algo que no sentó bien a los competidores de Toyota.

Sin embargo, la sanción más polémica está siendo la de Giniel De Villiers que atropelló a dos pilotos distintos durante las primeras etapas del Dakar. El pìloto de Toyota fue sancionado por la FIA con cinco horas de penalización por atropello y omisión de socorro en dos ocasiones. Desde Toyota hicieron todo lo posible por evitar la sanción y dos días después presentaron pruebas que llevaron a la organización a levantar la penalización del piloto y permitieron que el sudafricano se reenganchara al Dakar 2022.

Las sanciones por exceso de velocidad están marcando también la clasificación de las etapas: Barreda y Petrucci hicieron una espectacular cuarta etapa pero poco les duró la alegría. Barreda fue sancionado con apenas un minuto y Barbec con dos minutos por pasar el límite de velocidad, y la peor parte se la llevo Petrucci que tras acabar tercero fue sancionado con 10 minutos por pasar a 50km/h en una zona de 30km/h. Aunque la sanción no desmotivó al expiloto de MotoGP que se proclamó campeón de la siguiente etapa tras la sanción de seis minutos impuesta al australiano Toby Price.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *